martes, 15 de noviembre de 2011

Desbloqueos pasionales: Sentimientos y razones detrás de los disensos en la triestamentaria del 15 de noviembre

Después de un mes largo de trabajo político al interior de las UPN que ha sido posible gracias a cientos de estudiantes que desde sus diferentes frentes de formación y acción política o cultural han jalonado los procesos, nos encontramos a estas alturas en el dilema de si mantener o no el paro. El falso dilema, como lo llamó Medina Gallego, aparece en el marco del pronunciamiento de la reunión de emergencia de la MANE y una vez más en la triestamentaria de la UPN del 15 de noviembre. Entre tanto se arroja en las tribunas de discusión estudiantil las dificultades propias a la que los movimientos sociales se enfrentan: tener a la mano diferentes tácticas y saber hasta dónde cada una de ellas es viable.
 La discusión aparece cuando una buena parte del colectivo de estudiantes hacen una lectura política en la que por una parte, y con toda razón, sospechan del gobierno de Santos. Por otra parte los compañeros temen que las dinámica de la “normalidad académica” termine por desmovilizar y sea en términos políticos un fracaso. Detrás de todo esto está la pregunta sobre la madurez del movimiento y su capacidad de organización fuera de coyunturas como la del paro. La disputa pues es el compromiso que puede haber o no, en el grueso de la comunidad universitaria con el proceso de la construcción de una nueva reforma por parte de diferentes sectores sociales. ¿Estamos preparados para superar una táctica y anudar a nuestras dinámicas académicas un ejercicio político permanente y constructivo?
 Este temor fue replicado en la asamblea triestamentaria por profesores como Renán Vega, reconocido por su permanente movilización con los estudiantes y su lectura histórica y profunda de lo que la Reforma es en términos de modelo de educación y de universidad, o incluso el decano de humanidades, Adolfo Atehortúa, quienes amonestaron a los estudiantes a que no echemos por la borda el proceso de unidad logrado hasta ahora y que además de sumar fuerzas para el otro año, pensemos en términos organizativos para llevar adelante la contra propuesta a la Reforma. Su llamado es entonces el reconocimiento al ejercicio llevado hasta ahora y de alguna manera es también la voz de un sector profesoral que reconoce que este ejercicio político no acaba con el regreso a clases.

 Sin embargo quedan sinsabores. Ante los logros alcanzados a diferentes niveles, todavía no tenemos metodologías ni siquiera para hacer una asamblea (de ahí su reconocida impopularidad) no sabemos cuáles son las apuestas en términos de insumos que la pedagógica va a ofrecer para la construcción de la reforma alterna, ni cuando la vamos a empezar a hacer. La proyección organizativa, la construcción de metodologías y la puesta en marcha de nuevos escenarios para la definición de las tareas es hasta el día de hoy un proyecto, que por supuesto tenemos que emprender. ¿Cómo le hacemos entonces para organizar esta vaina y poder actuar como Universidad Pedagógica? ¿Cuál será el carácter de nuestro insumo? Conozca aquí cuáles son los seis ejes programáticos propuestos por la MANE.


Un paso adelante: Reuniones extraordinarias de estudiantes de Lenguas, profesores del departamento de Lenguas y Consejo ampliado de la Facultad de Humanidades



Renán Vega. Profesor
Departamento de Ciencias Sociales
Durante horas de la mañana diferentes instancias de la Facultad de humanidades se dieron cita en el edificio A o a sus afueras para discutir cuáles son los pasos a seguir en caso de que las exigencias emitidas por la MANE al gobierno Santos lleguen a buen término. Los temas abordados fueron la continuidad de la movilización, la terminación de cronograma académico y la negociación de garantías entre los diferentes grupos: estudiantes-maestros, maestros-unidad administrativa, consejo de facultad-consejo académico.
 En la reunión realizada por los estudiantes de lenguas se pudieron escuchar algunas de las posiciones discutidas por grupos respecto a dos temas: Garantías académicas y de movilización. Por una parte se pudo reconocer la necesidad de mantener franjas de discusión como la llamada currículo alterno, para el efectivo desenvolvimiento de las discusiones que se vienen realizando. Todo ello con al finalidad de participara de la construcción de la reforma. Por otra parte se discutieron algunos temas respecto a cuáles eran las garantías que se deberían poner sobre la mesa para lograr nuestros objetivos académicos a la par que los políticos. La escritura del acta, un poco de afán, representa sin embargo un avance en el pronunciamiento de los estudiantes del departamentos frente a las decisiones que nos afectan directamente.
Tristemente, por las dinámicas propias de nuestra universidad, las reuniones de los profesores ni la del consejo pensaron en que era preciso que nosotros manifestáramos nuestras posiciones. Por cierto, creemos que con el ejercicio de hoy es posible reconocer que se puede en un tiempo prudente, hacer un comunicado sobre los consensos, disensos, sugerencias, opiniones, etc. Lea aquí el acta de la reunión

En cuanto a la reunión ampliada de Facultad, el representante estudiantil ante el consejo de facultad, Jonathan Stiven Bonilla, realizó una relatoría que puede consultar aquí. En ella el representante señala cuáles fueron los temas tratados en el consejo ampliado, garantías salariales para los docentes, ampliación del calendario académico y las propuestas, movimiento estudiantil. Cabe destacar que más allá de los asuntos de rigor sobre fechas y calendarios, y tras el saludo al movimiento estudiantil uno de los profesores del Departamento de Lenguas “invitó a crear una cátedra en la facultad donde se analice todo el material posible acerca de la movilización como una propuesta investigativa que responda a la pregunta ¿Qué fue lo que pasó?” Además se llamó a crear “una Constituyente Universitaria, no solo para la coyuntura actual sino también dentro de la Universidad Pedagógica Nacional donde la construcción de un nuevo Proyecto Político Pedagógico Institucional” Bajo estas propuestas ¿Qué es una constituyente universitaria? ¿Cómo organizarla? ¿ Qué otras propuestas hay?

1 comentario:

  1. DECÁLOGO DE LA EDUCACIÓN SUPERIOR

    (Documento de trabajo y discusión)

    La reforma de la ley 30 ignora los criterios de equidad social, protección financiera estatal y excelencia académica que deben marcar el desempeño de las instituciones dedicadas a la educación superior (=IES y universidades). A continuación se presenta el decálogo sobre el que se debe diseñar una nueva ley:

    1. La Igualdad de oportunidades: La educación superior será “gratuita” según el criterio de inclusión social, de “pago simbólico” y/o “parcial” para sectores sensibles a la marginación y de “pago por matricula” para otros sectores.

    2. El Compromiso nacional con la educación: El Estado, la empresa privada, el capital extranjero y la sociedad en general deben celebrar un “compromiso” para garantizar la sostenibilidad y los objetivos de un modelo inclusivo de educación superior.

    3. La Autonomía académica y su integración en la sociedad: Las instituciones deben motivar procesos de democratización de elección y ejecución de sus proyectos. El fundamento del autogobierno será la transparencia.

    4. La financiación estatal sostenible: Es indispensable una reforma constitucional que blinde los aportes estatales a la educación superior por medio de la asignación fija de un porcentaje del PIB. La propuesta es pasar del 0.5% al 1.5% en cinco años y al 2.5% en los diez años posteriores.

    5. La cofinanciación y coparticipación del sector privado: El sector privado debe participar de la sostenibilidad de la educación superior y lo hará por medio del patrocinio de cátedras y donaciones. Se creará la tasa del “desarrollo humano” al capital extranjero y a las operaciones especulativas financieras.

    6. El sistema de préstamos y becas: Serán créditos blandos, con tasas de interés mínimas y/o inexistentes, pagables después del término de los estudios. Será necesario multiplicar la oferta de becas en los organismos públicos y un régimen de exenciones fiscales a las empresas que ofrezcan estos programas.

    7. La excelencia académica: Se requiere un estatuto docente que exija a todos los profesores la formación o la suficiente experiencia investigadora. La publicación de dos artículos por año; la ejecución de un proyecto de investigación cada 2 años que deberá ser interdisciplinario y emplear al mayor número de estudiantes, graduados y profesores de otras universidades tanto nacionales como extranjeras.

    8. El proceso de internacionalización: Deben ofertarse vacantes en cargos como rectorías, vicerretorías, decanaturas, dirección de departamentos, a la comunidad académica internacional. La educación superior debe convertirse en anfitrión -reconocido a nivel global- de la trashumancia del conocimiento.

    9. La investigación y la innovación: La educación superior no pueden ser un simple dispensador de conocimientos, debe ser un eje de transformación del saber. La enseñanza debe dirigirse a la adquisición de conocimientos por medio de la experimentación, la aplicación de ideas, el desarrollo de proyectos, la iniciativa emprendedora.

    10. La relación Estado-Empresa-Universidad: La forma de llevar los laboratorios al mundo empresarial comienza por la creación de contratos de prácticas universitarias en las empresas y en los organismos públicos.

    PD. Texto completo en scribd:

    http://es.scribd.com/doc/72847730/Decalogo-de-La-Educacion-Superior

    http://es.scribd.com/fullscreen/72847730?access_key=key-krppwiisf7cv52io2w2

    ResponderEliminar